Como instalar un grifo de bañera o ducha fácil en 8 pasos rápidos

Al ocupar un nuevo departamento muchas personas buscan personalizar o mejorar las instalaciones por lo que requieren saber ¿Como instalar un grifo de ducha?

El propósito principal ahorrar dinero, pero si además quiere un proceso fácil y rápido preste atención a los pasos siguientes:

Cuando instalamos un grifo de ducha, por lo general esperamos que dure por mucho tiempo; ya que por lo general no son elementos propensos a daño frecuente. La necesidad de sustituir el grifo de la ducha está frecuentemente ligada a renovación del diseño o la solución de algún problema relacionado a las tuberías; que hace necesario desinstalar momentáneamente el grifo.

El mayor problema puede encontrarse si las tuercas y juntas del grifo se hallen bloqueadas por acumulación de sedimentos propios del agua u oxido.

Por lo que hay que tomar medidas para evitar daños en las uniones, tuberías y en el mismo grifo, al ejercer demasiada fuerza intentando liberar las tuercas o juntas trabadas; generando un problema mucho más grave.

8 pasos para instalar un grifo de bañera o ducha facilmente del tipo más común.

Los pasos siguientes que ofrecen los fontaneros baratos para la instalación, son aplicables a la mayoría de los grifos de ducha, cuyo diseño estándar incorpora un grifo con dos tomas de agua en la pared.

La secuencia de pasos se lista a continuación:

1.- Antes de nada se recomienda, mientras sea posible, que el nuevo grifo sea de la misma marca del que pretende reemplazar; para de ese modo asegurar la mayor compatibilidad en cuanto a medidas, distancias y diámetros de las juntas; lo que nos ahorraría una gran cantidad de trabajo.

2.- El paso inicial, sin suda, debe ser cerrar por completo el paso de agua hacia la instalación; tanto la toma de agua fría como de agua caliente. Después de cerrar, será necesario vaciar el agua remanente en las tuberías abriendo cualquiera de los grifos y dejando correr el agua hasta disminuir la presión.

3.- Lo siguiente será retirar las tuercas del grifo, lo cual debe hacerse con sumo cuidado para evitar daños en la tubería, las propias tuercas o la pared. La recomendación general, en el caso de tuercas muy ajustadas o trabadas, es girar las mismas alternando de un lado a otro para lograr liberarlas lentamente; y al mismo tiempo alternar entre una tuerca y otra para facilitar el trabajo.

4.- Al retirar el grifo nos toparemos con las excéntricas, las cuales son las piezas que permiten ajustar la separación entre las tuercas. Esta distancia debe coincidir con la separación de las tomas de agua del grifo por lo tanto debes verificar la medida de esta distancia.

5.- La sugerencia inicial de comprar la misma marca del grifo a reemplazar toma importancia en este punto, pues la instalación sólo requerirá colocar las nuevas juntas de goma para garantizar el ajuste y evitar fugas de agua; y simplemente colocar el nuevo grifo cuidando no excederse en el ajuste para no dañar la tubería.

6.- Si, por el contrario, el nuevo grifo difiere del anterior en marca y modelo; se debe verificar el sistema y reemplazarlo cuidadosamente por todas las piezas de la nueva grifería. Al igual que en el paso anterior se debe cuidar la integridad de la tubería, para evitar la necesidad de hacer reparaciones mayores en las que se deba incluso reparar la tubería hasta dentro de la pared.

7.- Al retirar todo el sistema, se recubren las roscas de la tubería con cinta teflón para mejorar el ajuste y evitar pérdidas. Se verifica la distancia entre las tuercas para hacerlas coincidir con el nuevo grifo y se comienzan a apretar las tuercas lenta y alternativamente para evitar desniveles que posteriormente puedan generar filtraciones.

8.- Ya instaladas ambas piezas, se procede a instalar el nuevo grifo; cuidándose de no olvidar las juntas de goma correspondientes y de ir ajustando firmemente para evitar desniveles en el enrosque del grifo.

Con este paso, se concluye como tal el proceso de instalación, dando paso a las respectivas pruebas; para lo cual será necesario restablecer el paso del agua para verificar que no haya filtraciones, que las llaves de agua funcionen correctamente.

¿Merece la pena invertir en que venga un técnico a instalar un grifo de bañera o ducha?

Aunque podríamos vernos tentado a dejar de lado toda intervención de un técnico, siempre es importante considerar esta posibilidad; sobre todo si no tenemos el tiempo suficiente, no contamos con las herramientas o con las habilidades necesarias. Del mismo modo, es importante considerar cualquier problema adicional que pudiera surgir en caso de daños a la tubería interna.

En todo caso, también es indispensable verificar la experticia y profesionalismo del fontanero, procurando en todo caso que el mismo posea toda su documentación y esté respaldado por alguna empresa reconocida del ramo que pueda garantizar eficientemente el trabajo solicitado.

La elección de un técnico cualificado te asegurará además de celeridad, la garantía de un trabajo bien hecho; muy a pesar de la inversión económica requerida, la experiencia en este tipo de trabajos es en muchos casos la mejor herramienta y la mejor manera de ahorrar tiempo, esfuerzo e incluso dinero.

Utilizar dinero en soluciones aparentemente más económicas, a largo plazo puede significar la necesidad de contratar otra persona para arreglar un trabajo mal ejecutado.

En caso de requerir los servicios técnicos de un especialista en fontanería ponemos a su disposición las mejores opciones para atender su solicitud de forma rápida, eficiente y con la garantía de las mejores herramientas y técnicas realizadas por personal verdaderamente experto.

Como nota resumen sobre cómo instalar un grifo de ducha, es importante considerar que el ahorro de dinero y tiempo no siempre estará ligado a resolver los problemas por nuestros propios medios. Se deben tomar en cuenta tanto el momento oportuno como la necesidad de poner en manos expertas las reparaciones de grifos y cualquier otro trabajo de fontanería por las complicaciones secundarias que pudieran generarse en las tuberías.

Se debe tomar como práctica habitual, tener a mano el número de contacto de una empresa con personal fontanero calificado para resolver y asistirnos en cualquier proyecto o eventualidad.

PD: La solución oportuna y eficaz de pequeños problemas como pérdidas de agua o grifos que no funcionen correctamente, implican detener una pérdida de dinero que diariamente podría no ser significativa, pero con el paso del tiempo no sólo se acumula lo perdido sino que se agrava cualquier situación.

Se establecen entonces analogías para establecer la necesidad de preferir manos expertas para la resolución de los problemas; comparemos entonces: ¿Preferiría usted un cirujano novel, titulado en un país subdesarrollado para atenderle en una emergencia médica o a un cirujano experimentado titulado en España?

Por tanto las intenciones de ahorro no siempre irán relacionadas a la disminución del pago inicial, sino a la garantía de un trabajo eficiente y que no requiera otras intervenciones a largo plazo.